Como especialistas en la venta de jamones en Navarra, hemos observado que durante estas fechas, muchas personas deciden comprar o regalar alguna pieza a sus familiares o amigos. A la hora de elegir uno es importante que tengas en cuenta factores tan determinantes como la alimentación, la raza y el lugar donde han sido criados los cerdos. A continuación te vamos a explicar en profundidad todos ellos.

Sin duda el sabor del jamón ibérico es una de las características más valoradas por los consumidores de este manjar. Para que tenga ese buen gusto es clave la alimentación de los cerdos. Si la dieta ha sido de bellota, el animal ha engordado a base de la misma y los recursos vegetales que se encontraba en la dehesa. En cambio los cerdos alimentados con cebo han consumido piensos elaborados de cereales y leguminosas. La grasa del animal que ha comido a base de bellota es rica en ácido oleico y la ternura de la carne se debe a que el cerdo apenas ha conocido el estrés en el campo.   

Desde nuestra experiencia en la venta de jamones en Navarra, te informamos de que los cerdos ibéricos puros han nacido de progenitores puros, mientras que los ibéricos a secas proceden de un cruce. No obstante el lugar donde se han criado los animales también es muy importante. Ten en cuenta que no es lo mismo un cerdo que se ha mantenido en una dehesa, que uno que ha sido criado en cautividad.  

En Industrias Cárnicas Hermanos Cirauqui encontrarás los mejores embutidos elaborados y jamones de bodega. Nos avala una amplia experiencia en el sector y te garantizamos la máxima calidad en todos nuestros productos.