Como empresa especializada en la venta de jamones en Navarra, hemos observado que muchas personas nos preguntan muchas dudas acerca de la conservación de embutidos. A la hora de comprar una pieza de jamón lo más importante es saber mantenerla en buen estado. Ten en cuenta que se trata de un manjar exquisito del que hay que disfrutar en las mejores condiciones para apreciar todo su sabor y conservar sus propiedades.

En primer lugar nos gustaría destacar que para degustar un jamón es muy importante cortarlo correctamente y guardarlo en un lugar que reúna las mejores condiciones de conservación. Esto es algo imprescindible para mantener su sabor y así poder degustarlo como el primer día. Te recordamos que la mejor forma de guardar un jamón con hueso es en un espacio seco y ventilado, mientras que sin él puede conservarse en un trapo de algodón y una bolsa metido en el frigorífico.

Desde nuestra experiencia en la venta de jamones en Navarra, nos gustaría señalar que después de realizar el primer corte es importante proteger a la pieza con una loncha de grasa procedente de la misma. De esta forma el jamón no quedará expuesto a la acción a ambiental, por lo que no se correrá el riesgo de que se ponga oscuro, se oxide o se reseque. La carne del jamón se mantendrá fresca, jugosa y tierna. Respecto a la posición del mismo conviene que esté colgado o colocado en un soporte jamonero.

En Embutidos Peñalén, marca de embutidos de Industrias Cárnicas Hermanos Cirauqui, encontrarás a los mejores profesionales para la elaboración de embutidos. Nos avala una amplia experiencia en el sector y te garantizamos la máxima calidad en todos los productos.