Seguro que en alguna ocasión has ido a un lugar de venta de jamones en Navarra y te han surgido dudas a la hora de diferenciar un jamón de una paletilla. Pues bien, si sigues leyendo este post, tus dudas desaparecerán y a partir de hoy sabrás diferenciarlos claramente.

En primer lugar debes saber que los jamones son las patas traseras del cerdo mientras que las paletillas son las patas delanteras. Aclarado esto, fíjate en el tamaño. Un jamón y una paleta se diferencian porque el jamón es más largo. Si bien depende de la raza, un jamón mide entre 70 y 90 cm mientras que una paleta mide entre 60 y 75 cm. Lo mismo ocurre con el ancho de la pieza, ya que el jamón es bastante más ancho. Por otro lado, el jamón tiene una superficie más irregular debido al hueso de la cadera y la paletilla es más lisa, reconociéndose fácilmente el omóplato. En cuanto al sabor, desde Industrias Cárnicas Hermanos Cirauqui podemos comentarte que el jamón es considerado la parte más noble y rica del cerdo y aporta sabores más delicados. La paleta, en cambio, suele ser más sabrosa al tener más cantidad de grasa y una curación más rápida. La última diferencia sería el precio. Los jamones siempre son más caros que las paletillas y, por norma general, duplican su valor.

En cualquier caso, siempre es interesante acercarte a un punto de venta de jamones en Navarra y consultar a la persona que te va a atender para que tu compra sea de máxima confianza.