En nuestra dilatada trayectoria en la elaboración de embutidos en Navarra hemos tenido la fortuna de atender a todos nuestros clientes de la forma más profesional, ofreciéndoles los productos de la más alta calidad junto con un asesoramiento completo. Es por ello que nos gustaría aprovechar el siguiente post para explicarte cómo comenzar un jamón en casa de forma correcta.

Como ya sabrás por anteriores artículos de nuestro blog, el consumo de jamón en casa es muy habitual, pero también requiere de ciertas precauciones a la hora de conservarlo, cortarlo o empezarlo, que será el tema central de esta nueva publicación.

Gracias a nuestra experiencia en la elaboración de embutidos en Navarra podemos contarte que siempre se recomienda realizar el primer corte de un jamón por la contramaza o babilla. Se trata de la zona que queda expuesta cuando la pieza está colocada con la pezuña hacia abajo.

Como ya sabrás, para empezarlo se necesitará disponer en casa de dos cuchillos. El primero será para descortezar, mientras que el segundo ha de ser jamonero para poder lonchear de la forma más precisa.

¿Por qué el primer corte ha de ser este? Existen dos motivos principales. El primero es para que se pueda limpiar más fácilmente. El segundo es porque será mucho más fácil llegar a la carne del jarrete, que suele ser lo último que se aprovechar de un jamón y que suele quedarse duro si no es posible lonchearlo.

Eso sí, en el primer corte hay que tener mucho cuidado no llevarse demasiada carne a la vez que es preciso retirar toda la grasa amarilla, ya que será la que esté rancia. En último lugar, recordar que con un cuchillo bien afilado no será preciso realizar demasiada fuerza, sino que se deslizará suavemente.

En Industrias Cárnicas Hermanos Cirauqui te atenderemos de la manera más profesional, brindándote el asesoramiento más completo y resolviendo cualquier duda que pudieras tener.