Como empresa especializada en la venta de jamones en Navarra, queremos aprovechar este post para enseñarte a preparar el bocadillo de jamón perfecto. Es sencillo, pero es importante conocer un par de trucos para mejorar el resultado final.

¿Hay algo más delicioso y fácil de preparar que un bocadillo de un buen jamón? Olvídate de cocinar por un día y regálate este pequeño placer.

Siempre es un buen momento para disfrutar de un bocadillo de jamón: como almuerzo, en el desayuno, para la merienda, para la cena, para disfrutar de una comida en el campo, etc.

El jamón es un producto que el usuario no tiene que manipular. Eso sí, es fundamental saber cortarlo adecuadamente. Es cierto que podemos incluirlo en recetas como huevos rotos, croquetas, cachopos, salmorejo… Pero en este post queremos presentártelo en su forma más sencilla: en bocadillo.

Como profesionales con experiencia en la venta de jamones en Navarra, te aconsejamos que tengas a mano jamón, pan, pulpa de tomate y el mejor aceite de oliva. Comenzamos sacando el producto protagonista y dejándolo en un plato para que sude. Después, cogemos una barra de pan y la abrimos por la mitad. A continuación, la rociamos con un aceite de oliva virgen extra.

El siguiente paso es preparar la pulpa de un buen tomate rojo y maduro. Utiliza un rallador para ello. Empapa bien la miga del pan y ve colocando las lonchas de jamón. Cierra el bocadillo y prepárate para disfrutar.

No tardes en contactar con Industrias Cárnicas Hermanos Cirauqui para disfrutar del mejor jamón.