El jamón serrano es uno de los productos estrella de nuestra fábrica de elaboración de embutidos en Navarra ya que son pocas las personas que se resisten al delicioso sabor de este manjar tan nuestro. Seguro que sabes que a la hora de degustar un buen jamón serrano, el corte es fundamental. Éste debe realizarse a mano, con un ángulo de inclinación concreto y en pequeñas lonchas. Lo que igual no tienes tan claro es qué cuchillo es el más adecuado para hacerlo. Como expertos en jamones, te lo contamos en este post.

Lo primero que queremos dejar claro es que no existe un cuchillo jamonero perfecto en términos absolutos sino un cuchillo jamonero perfecto para cada pieza concreta. O dicho de otra forma, el mejor cuchillo jamonero será el que mejor se adapte a la pieza de jamón que vayamos a cortar. Y para eso tenemos que tener en cuenta dos aspectos: longitud y flexibilidad.

Cuando se realiza un corte de jamóna mano, el movimiento que realiza la muñeca debe ser oscilatorio. Debemos analizar la pieza de nuestro jamón para elegir un cuchillo que resulte lo suficientemente largo como para poder realizar ese movimiento. Por ejemplo, para cortar una paletilla necesitaremos un cuchillo jamonero menos largo que para cortar un jamón de pata negra.

La flexibilidad del cuchillo está en función de la dureza del jamón. Un jamón muy curado estará más duro y necesitará un cuchillo más rígido que un jamón con menor tiempo de curación que estará más suave. En definitiva, en lo que tenemos que fijarnos es que la flexibilidad del cuchillo resulte la adecuada para poder realizar el movimiento oscilatorio, tipo “violín” que debe realizarse para cortar un jamón correctamente.

Si eres un apasionado del jamón, ven a nuestra fábrica de elaboración de embutidos en Navarra y podrás comprar piezas de gran calidad elaboradas de manera artesanal. En Cárnicas Hermanos Cirauqui hemos conseguido aunar tradición con innovación tecnológica y la salud alimentaria.