Los productos del cerdo son muy variados y cada vez apreciados por más personas. Pero de todos los productos que se pueden encontrar, el que más adeptos tiene es, sin lugar a dudas, el jamón serrano. Y como expertos en la elaboración de embutidos en Navarra, que comercializamos diferentes jamones, en esta nueva entrada queremos detenernos un momento en la preparación del jamón para que conozcas bien el proceso.

Para la fase de curación se dedica un periodo mínimo de seis meses, con un tiempo de maduración total de 14 meses desde todo el inicio del proceso. La curación es, junto a la maduración, el proceso final de preparación de un jamón. En estos momentos es muy importante controlar el nivel de temperatura, la humedad (que debe estar entre el 68 y el 76%) y la ventilación. Pero entre la curación y la maduración se debe hacer el pannage, que consiste en poner una capa de grasa de cerdo en el músculo del jamón.

Es en el proceso de curación donde se van a formar los aromas, pero, además, va a seguir perdiendo agua. Normalmente, durante la curación la temperatura debe estar en torno a los 14 grados, para que el jamón adquiera la estabilidad necesaria. Este proceso se puede hacer en un secadero natural o artificial.

Como expertos en la elaboración de embutidos en Navarra siempre buscamos la mejor calidad para nuestros artículos.

En Industrias Cárnicas Hermanos Cirauqui te ofrecemos calidad y un precio muy competitivo. No dudes en solicitarnos más información sobre todos nuestros productos.